Saltar al contenido
ALPHAPEDIA

ūüíö DIOSA COATLICUE: La Falda de Serpiente del Pante√≥n Azteca

Significado de la Diosa  Coatlicue

Coatlicue (pron. Co-at-li-cu-e) o ‘Falda de serpiente’ era una deidad importante en el pante√≥n azteca y era considerada como la diosa de la madre tierra. (n√°huatl: “Falda de serpiente”)

¬Ņ Qui√©n es la Diosa ¬†Coatlicue ?

Diosa azteca de la tierra, símbolo de la tierra como creadora y destructora, madre de los dioses y mortales.

Sus pechos son fofos (ella nutri√≥ a muchos); su collar es de manos, corazones y una calavera (se alimenta de cad√°veres, ya que la tierra consume todo lo que muere); y sus dedos y dedos de los pies son garras.¬†Llamada tambi√©n Teteoinnan (“Madre de los dioses”) y Toci (“Nuestra abuela”), es una manifestaci√≥n √ļnica de la diosa de la tierra.¬†Un ser multifac√©tico que tambi√©n aparece como la temible diosa del parto, Cihuac√≥atl (“Mujer Serpiente”; como Coatlicue, llamada Tonantzin “Nuestra Madre”), y como Tlazolt√©otl, la diosa de la impureza sexual y el comportamiento il√≠cito.

¬Ņ Qu√© Atributos tiene e la Diosa ¬†Coatlicue?

En el arte, Coatlicue está representada en la colosal estatua de basalto que se encuentra en Tenochtitlan, que ahora reside en el Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México.

La figura mide 3.5 m de alto, 1.5 m de ancho y representa a la diosa en su forma m√°s terrible con una cabeza cortada y reemplazada por dos serpientes de coral, que representan la sangre que fluye. Lleva un collar de manos y corazones humanos cortados con un gran colgante de cr√°neo.

También lleva su falda típica de serpientes entrelazadas, mientras que sus manos y pies tienen las grandes garras que usa para rasgar los cadáveres humanos antes de que los coma. Esto puede hacer referencia a la conexión entre Coatlicue y los demonios estelares conocidos como tzitzimime, que los aztecas creían que devoraría a la población humana si el sol dejara de salir.

En su espalda, su cabello cuelga en 13 trenzas simbólicas de los 13 meses y 13 cielos de la religión azteca. Curiosamente, la base de la estatua está tallada con un monstruo de la tierra, aunque nunca se vería. La estatua fue descubierta en 1790 CE, pero se pensó que era tan aterradora que se volvió a enterrar de inmediato.

La escultura Coatlicue en el Museo Nacional de Antropolog√≠a de la Ciudad de M√©xico es una de las esculturas mexicas (aztecas) m√°s famosas que existen (su nombre se pronuncia “koh-at-lee-kway”).¬†De pie sobre tres metros de altura, la estatua se eleva sobre los espectadores mientras se inclina hacia ellos. Con los brazos doblados y levantados contra sus costados como para golpear, ella es realmente una vista imponente.

Numerosas serpientes parecen retorcerse sobre la superficie de la escultura. De hecho, las serpientes forman su falda entera, as√≠ como su cintur√≥n e incluso su cabeza.¬†El nombre de Coatlicue significa literalmente Snakes-Her-Skirt, por lo que su ropa ayuda a identificarla. Su cintur√≥n de serpiente se ata a la cintura para mantener una “hebilla” de calavera en su lugar.

Su torso superior está expuesto, y podemos ver sus pechos y rollos en su abdomen. Los rollos indican que es madre. Un collar considerable formado por manos y corazones en gran parte oscurece sus pechos. Dos enormes serpientes se enroscan hacia arriba desde su cuello para enfrentarse entre sí. Sus lenguas bifurcadas o divididas se doblan hacia abajo, y el efecto resultante es que las cabezas y las lenguas de las serpientes parecen ser una sola cara de serpiente orientada hacia delante.

Las serpientes que salen de las partes del cuerpo, como vemos aquí, fueron una convención azteca de chorros de sangre. Coatlicue, de hecho, ha sido decapitado, y su cabeza serpenteante representa la sangre que sale de su cuello amputado. Sus brazos también están formados por cabezas de serpientes, lo que sugiere que ella también fue desmembrada allí.

¬Ņ Cu√°l es el poder de la Diosa ¬†Coatlicue?

Ella es a la vez un dios creador y destructor, gobernando el fuego, la fertilidad, la muerte y el renacimiento. Ella es la guardiana de las almas que mueren en el parto.

Historia de la Diosa  Coatlicue

A pesar de su fama en uno de los mitos aztecas más importantes sobre su dios patrono, Coatlicue no registró numerosas historias sobre ella durante el siglo XVI (que al menos sabemos).

Pocos objetos aztecas supervivientes la muestran. Sin embargo, otra escultura de piedra en el Museo Nacional de Antropolog√≠a, en una escala mucho m√°s peque√Īa, muestra a Coatlicue con la cabeza intacta.¬†Podemos identificarla por su falda de serpiente. Su rostro est√° parcialmente esqueletizado y despellejado. Falta su nariz, revelando la cavidad. Sin embargo, todav√≠a tiene carne en sus labios, que est√°n abiertos para revelar los dientes descubiertos.

Incluso con su cabeza, esta versi√≥n de Coatlicue todav√≠a nos parece intimidante hoy. ¬ŅPero fue percibida como aterradora por los aztecas o es solo una impresi√≥n de ella del siglo XXI?.¬†Antes de la conquista espa√Īola, Coatlicue se relacionaba con otras deidades terrenales femeninas, como Toci (nuestra abuela).

Varias fuentes coloniales espa√Īolas del siglo XVI mencionan que Coatlicue pertenec√≠a a una clase de deidades conocidas como tzitzimime (deidades relacionadas con las estrellas), que se consideraban terribles y peligrosas.¬†Por ejemplo, fuera de los 360 d√≠as que formaron el calendario agr√≠cola (llamado conteo anual o xiuhpohualli), hubo cinco d√≠as adicionales “sin nombre”.

Los aztecas creían que esta era una época ominosa en la que podían pasar cosas malas. El tzitzimime, por ejemplo, podría descender a la superficie de la tierra y comer a la gente o al menos causar estragos, causando inestabilidad y temor.

En las cr√≥nicas coloniales espa√Īolas, el tzitzimime se representa con caras esqueletizadas y garras de monstruos, similar a lo que vemos en las esculturas de Coatlicue que se discuten aqu√≠. Estas fuentes tambi√©n llaman demonios tzitzimime o demonios.

Sin embargo, a pesar de su ferocidad, el tzitzimime también tuvo asociaciones positivas. Irónicamente, este grupo de deidades eran patrocinadores de parteras o mujeres responsables de ayudar a las madres con sus bebés. Las personas también los invocaban para obtener ayuda médica y tenían asociaciones con la fertilidad. Por estas razones, tenían un papel más ambivalente que simplemente como deidades buenas o malas, por lo que eran respetados y temidos.

Creado, Enterrado, Encontrado, Enterrado, Encontrado de nuevo

Despu√©s de la conquista espa√Īola, la escultura monumental Coatlicue fue enterrada porque los invasores cristianos espa√Īoles la consideraban un √≠dolo pagano inapropiado. Despu√©s de languidecer en la oscuridad durante m√°s de 200 a√Īos, se redescubri√≥ en 1790.

Mitos Sobre la Diosa  Coatlicue

En la mitolog√≠a azteca, Coatlicue era en realidad una sacerdotisa cuyo trabajo era mantener el santuario en la cima de la legendaria monta√Īa sagrada Coatepec (“Monta√Īa de la Serpiente”, tambi√©n llamada Coatepetl).

Coatlicue: Madre de Huitzilopochtli

En un lugar llamado Coatepec, encontrado hoy en Veracruz, la gran diosa madre vivió e hizo penitencia por una transgresión sin nombre. Se le ordenó barrer, manteniendo limpios los templos y la ciudad.

Un día, mientras barría, un bulto de plumas cayó del cielo, hermosas plumas de muchos pájaros brillantes. Se maravilló de las plumas, decidió guardarlas y se las puso en el pecho. Probablemente, esto se parecería cuando alguien mete dinero en su sostén para mantenerlo a salvo. Cuando terminó de barrer por el día, tomó las plumas para mirarlas mejor, pero no pudo encontrarlas en absoluto.

Fue entonces cuando Coatlicue se dio cuenta de que la bola de plumas estaba ahora dentro de ella y ella estaba nuevamente embarazada. Desafortunadamente, algunos de sus otros hijos no estaban contentos con este desarrollo.

Coatlicue con la Luna

El Centzon Huitznahua, las estrellas del sur y su hermana Coyolxuaqui estaban enojados, diciendo que su madre hab√≠a sido indiferente y los hab√≠a avergonzado al quedar embarazada de un extra√Īo.¬†Juraron que deb√≠an matarla por ser tan malvada y destruir al ni√Īo dentro de ella. Uno de los hermanos estrella, Cuahuitlicac, sin embargo, no quer√≠a ver a su madre muerta y advirti√≥ a su madre sobre el complot.

Coatlicue estaba asustada, sabiendo lo poderosos que eran sus hijos, especialmente su hija. Sin embargo, el ni√Īo en su vientre la consol√≥. ‘No tener miedo; Ya s√© lo que har√© ‘, dijo Huitzilopochtli. Luego habl√≥ a Cuahuitlicac diciendo: “Cuida bien lo que hacen y presta atenci√≥n”.

Cuando Coyolxuaqui y sus hermanos, el Centzon Huitznahua, se dispusieron a matar a su madre, Cuahuitlicac inform√≥ sobre su enfoque. Inform√≥ sobre su atuendo de guerra de coronas y ortigas de papel y las campanas afiladas en sus piernas.¬†Advirti√≥ a Coatlicue y Huitzilopochtli, diciendo: “Ellos est√°n llegando, ya est√°n en Tzompantitlan. Ahora est√°n en Coaxalpan. Ahora est√°n en Apetlac. Ahora est√°n en la monta√Īa. Ahora est√°n aqu√≠.

La leyenda azteca relata la historia de Coatlicue, la diosa de la vida y la muerte y la madre de los Cuatrocientos sure√Īos, Centzon Huitznahuas, dioses de las estrellas del sur y Coyolxauhqui que gobern√≥ a sus hermanos.¬†Coatlicue, vivi√≥ en Coatepec, donde hizo barrido de penitencia. Un d√≠a, mientras barr√≠a, una hermosa pluma cay√≥ del cielo, la levant√≥ y la coloc√≥ sobre su pecho.

Cuando termin√≥ de barrer, busc√≥ la pluma y no pudo encontrarla. Entonces se dio cuenta de que estaba embarazada.¬†Los cuatro sure√Īos se enfurecieron al saber que su madre estaba embarazada. Su hermana Coyolxauhqui, los convenci√≥ de que su madre los hab√≠a deshonrado a todos y deber√≠an morir para pagar esta afrenta.

Coatlicue estaba muy asustada y triste, pero su hijo Huitzilopochtli, que estaba en su vientre, le dijo que no temiera porque él la protegería. Se sintió reconfortada y calmó su corazón.

Mientras tanto, Coyolxauhqui y sus hermanos planearon la venganza contra su madre. Cuahuitlicac, uno de los hermanos, fue a buscarla a ella y a Huitzilopochtli para contarles sus terribles planes.¬†Los Cuatro sure√Īos liderados por Coyolxauhqui, luego se dirigieron hacia la monta√Īa, listos para matar a su madre, pero nuevamente Cuahuitlicac pudo informarles que los guerreros ya estaban en camino.

Desde el momento en que nació Huitzilopochtli, al instante se convirtió en un adulto; Tomó un escudo de plumas de águila, flechas y dardos turquesas. Huitzilopochtli se pintó de azul los brazos y las piernas, dibujó rayas diagonales en la cara y en la cabeza colocó una corona de plumas; llevaba en el pie derecho una sandalia emplumada.

Usando una serpiente que controlaba como un arma, logr√≥ herir a su hermana Coyolxauhqui y luego cortarle la cabeza; Su cuerpo rod√≥ hacia abajo y se desmoron√≥ completamente desmembrado.¬†Huitzilopochtli furiosa arroj√≥ su cabeza hacia el cielo y as√≠ se convirti√≥ en la luna.¬†Luego persigui√≥ a los Cuatro sure√Īos, desde la cima de Coatepetl hasta el pie de la monta√Īa. No tuvieron oportunidad contra su poderoso hermano.

Muchos de ellos pidieron perdón, pero solo unos pocos escaparon de su ira y pudieron sobrevivir. Los que escaparon se dirigieron al sur, donde se convirtieron en estrellas. En otro mito relacionado con la diosa, ella advirtió a los mexicas de su futura desaparición. El gobernante azteca Motecuhzoma II había enviado a un grupo de 60 magos a visitar Coatlicue en el mítico hogar ancestral de los mexicas, Aztlán, en busca de un conocimiento supremo.

Sin embargo, sobrecargados de regalos, estos desventurados magos se atascaron en una colina de arena y la diosa reveló que las ciudades aztecas caerían una por una. Entonces, y solo entonces, su hijo Huitzilopochtli regresaría a su lado. Puede leer en otra parte que Coatlicue fue decapitada por su hija o decapitada cuando su hijo nació de su cuello cortado (la idea ha sido adoptada en parte para explicar esta escultura monumental).

Sin embargo, el mito del cual se deriva esta historia no establece realmente que Coatlicue sufri√≥ este destino. Por esta raz√≥n, es √ļtil revisar el mito, uno de los m√°s importantes para los aztecas.¬†El mito principal en el que est√° involucrado Coatlicue relata el nacimiento de la deidad patrona azteca, Huitzilopochtli (pronunciado “wheat-zil-oh-poach-lee”). Este mito se registr√≥ a finales del siglo xvi despu√©s de la conquista espa√Īola de 1521.

La principal fuente de la cual aprendemos es la Historia General de las Cosas de la Nueva Espa√Īa, tambi√©n llamada El C√≥dice Florentino (escrito 1575‚Äď77 y compilado por el Fray franciscano Bernardino de Sahag√ļn, autores y artistas ind√≠genas e informantes ind√≠genas.

Un d√≠a, Coatlicue, una diosa de la tierra, estaba barriendo la cima de Coatepec (o Monta√Īa de la Serpiente), cuando una pluma cay√≥ en su delantal. En ese momento, ella concibi√≥ de manera inmaculada a un hijo, cuyo nombre era Huitzilopochtli (un dios guerrero y el sol).

Al o√≠r que su madre estaba embarazada, Coyolxauhqui (o Bells-Her-Cheeks, pronunciado “coy-al-shauw-kee”) se enfureci√≥. Ella reuni√≥ a sus 400 hermanos, el Centzonhuitz-nahua, para asaltar Snake Mountain y matar a su madre.

Uno de los hermanos decidió avisar a Coatlicue. Al enterarse de este asesinato inminente, Coatlicue se volvió comprensiblemente asustado. Pero Huitzilopochtli la consoló, diciéndole que no se preocupara.

En el momento en que Coyolxauhqui se acerc√≥ a su madre, Huitzilopochtli naci√≥, estaba completamente desarrollada y armada. Cort√≥ la cabeza de su hermana y tir√≥ su cuerpo de la monta√Īa. Mientras ca√≠a, su cuerpo se rompi√≥ hasta que se detuvo en el fondo de Snake Mountain.

En el momento de este mito, Coatlicue ya tenía muchos hijos. Entre ellos, el Centzon Huitznahuas, que luego se convirtió en cuatrocientas estrellas del sur, y Coyolxuahqui, su hija, que luego se convirtió en la luna. Coyolxuaqui también gobernó a sus hermanos, los cuatrocientos que se convirtieron en estrellas. Esto explica por qué la luna es mucho más grande y brillante que las estrellas.

Hijos de la Diosa  Coatlicue

Ella es conocida como la Madre de los Dioses, y su descendencia se disparó a la cima del panteón. Sus hijos son Quetzalcoatl y Xolotl, su hija es coyolxauhqui, y también dio a luz a Huitzilopochtli en circunstancias muy sospechosas.

Sus hijos incluyen muchos dioses, humanos, la luna e incluso las estrellas.

Templos de la Diosa  Coatlicue

Representada como una anciana, simboliz√≥ la antig√ľedad de la adoraci√≥n de la tierra y presenta una de las figuras m√°s temibles del arte azteca. Coatlicue tambi√©n fue el patr√≥n del parto, se asoci√≥ con la guerra, el gobierno y la agricultura, y se consider√≥ el aspecto femenino del dios primordial Ometeotl.

La diosa fue adorada en el ritual de primavera de Tozozontli en la temporada de lluvias y en el festival de caza oto√Īal de Quecholli, cuando se sacrific√≥ a una imitadora de la diosa.¬†Esta batalla se conmemorar√≠a con la instalaci√≥n del Templo Mayor en la capital azteca de Tenochtitlan. La pir√°mide gigante estaba cubierta por esculturas de serpientes e incluso las sombras proyectadas por sus pasos estaban dise√Īadas para hacer referencia al monte.

Coatepec Otro vínculo con el mito fue la gran piedra colocada en la base de la pirámide que tiene una talla en relieve de la desmembrada Coyolxauhqui.

Temas Relacionados 

Im√°genes, Fotos o Dibujos del Dios Coatlicue

IMAGENES DE Coatlicue / coatlicue aztec god image

Resumen / Summary
COATLICUE
Título / Article Name
COATLICUE
Descripción / Description
DIOSA COATLICUE: De la Fertilidad. Características, Historia, Poderes, Nombres de sus Hijos y Templos. También los Mitos e Imágenes de esta Deidad Azteca.
Autor / Author
Autor / Publisher Name
ALPHAPEDIA
Logo / Publisher Logo